viernes, 12 de junio de 2009

Siento que no siento

Confundido y adolorido abrí los ojos lentamente, la lluvia moja mi cara y me nubla la visión. No entiendo que está sucediendo, todos mis sentidos son solo una estática que interfiere con mi cerebro. No puedo mover la cabeza, mi oreja izquierda esta apoyada en el piso y el agua que corre bajo mi cuerpo alcanza la comisura de mis labios. Siento una fuerte presión sobre la sien que me inmoviliza por completo. Siento el frío del agua empapándome la espalda, las piernas, todo mi ser.

Muevo las manos, están libres. Intento sacar el peso que comprime mi pecho, mi cabeza. Nada. Siento el cordón de la vereda con mi mano izquierda y con la derecha alcanzo a sentir una pierna. Quiero gritar, no puedo moverme, pero la presión en el pecho no me deja llenar los pulmones de aire. Arqueo mi espalda, el agua ya alcanza a cubrir mi nariz, me estoy ahogando.

Me quedo inmóvil, ya esta, no puedo más. Las fuerzas me abandonan poco a poco. Ya no siento el frío, ya no siento, no recuerdo. No recuerdo como terminé acá tirado en el piso mojado, es mas, no recuerdo donde estaba ni que estaba haciendo.

Puedo mover la cabeza! Me duele mucho la sien, pero estoy libre. La lluvia no me permite enfocar la vista, se me llenan los ojos de agua, los cierro con fuerza, como tomando impulso, siento gusto a sangre, metálica y amarga. Trago saliva y finalmente los abro.

Porque estaba así? Que le había hecho? No se, pero me miraba con un odio profundo y una especie de excitación extraña. Su rodilla apretada en mi pecho y el agua que le escurría por la cara disimulaba sus lágrimas. Por que me miraba así? Su boca, violeta por el frío, temblaba con culpa mientras apoyaba el arma en mi cuello.

Que paso? No recuerdo como pasó esto, merezco lo que pasa o soy solo una inocente victima? Balbuceo algo con el aire que me queda pero me interrumpe un grito de silencio.

Busco en mi ser motivos para haber terminado así, no existen motivos para que me dispare ni tampoco para que no lo haga. En este escenario, situación desquiciada y teñida de formas, sabores y sensaciones, lo único que puedo decir es “En la cabeza, si lo vas a hacer, por favor a la cabeza”.

No había más que silencio, ni siquiera la lluvia que a esta altura llenaba mi boca, hacia ruido alguno. Los recuerdos de mi vida pasaban por mi mente, uno a uno recordé a mi vieja y sus caricias en invierno, los domingos con mi viejo y mi hermano lavando el auto una tarde de verano, Ceci, que me besó con dulzura a la salida del colegio, la ecografía donde se veía claramente que sería papá, me imaginé caminando junto a ella en alguna playa que jamás visitaré.

El estruendo precedió a la luz y el sabor amargo de la muerte sin sentido finalmente detuvo mi mente.

6 comentarios:

La solitaria dijo...

Uh word, fuerte esto! Será que uno se siente así ante ese tipo de situación? Buen finde!

Word dijo...

No se Solitaria, hoy tenia ganas de matar a algien...

Besos!

Mi persona dijo...

"...no existen motivos para que me dispare ni tampoco para que no lo haga", qué buena frase de disparador.

killer queen dijo...

"recordé a mi vieja y sus caricias en invierno"...

...que linda imagen!!

Casi Vero dijo...

Querido WOrd, tanto tiempo sin leerte :D

pamod negi dijo...

Wonderful post, really great tips and advice. I was interested by your comment,
Cheap Flights to Penang
Flights to Penang
penang Flights

Publicar un comentario